Rocío Guzmán Benítez

La Cámara de Diputados otorgó 90 millones de pesos a la UACh para hacer vinculación, hecho que ha revivido la vieja discusión (data de hace veinte años, febrero 1996) de crear la Dirección de Vinculación Universitaria. Para analizar los pro y contras, el doctor Pedro Ponce Javana, subdirector de Servicio y Extensión, coordinó el foro Retos y Perspectivas de la Vinculación y el Servicio en la UACh.
En la bienvenida, el doctor Ponce Javana, mencionó que “eran pocos, pero de los mejores”, en relación a la escasa asistencia.
Ponce hizo un poco de memoria y comentó que históricamente la UACh tiene gran tradición y muchos años de realizar trabajo de servicio, vinculación y desarrollo social. “Y sin embargo, Chapingo tiene una gran deuda de extensionismo, de vinculación y servicio que estamos tratando de cubrir. Así que nos vemos obligados a establecer una política conjunta de vinculación, de extensión y servicio. En seis meses que llevo en la subdirección, veo que la UACh tiene grandes posibilidades, pero el trabajo está desvinculado. No se coordina el trabajo. Y este foro es para ponernos de acuerdo. Ayúdennos para que todos realicemos el proyecto de la UACh, formemos un equipo interinstitucional para trabajar; les pido humildemente coordinarnos”.
¿En qué vamos a gastar?
Posteriormente, el doctor Sergio Barrales tomó la tribuna e informó que cuando se contó con un recurso adicional hace ocho años, “fue un trámite sencillo, y así sin más dieron el dinero, y, a diferencia de aquella vez, ahora sí nos comprometieron porque ahora sí está por escrito; ya nos amarramos”.
“Yo esperaba un auditorio repleto, lleno de gente ─enfatiza Barrales─, de esa que me ha detenido por toda la universidad y me pregunta: ¿de a cómo nos va a tocar?, ¿cómo se van a repartir la lana?, porque yo también quiero. ¿Dónde está toda esa gente?
“Y para nosotros no hubo recorte, la Cámara respetó nuestro presupuesto. Hasta nos dieron de más, 30 mil pesos. Pero bueno, que no hubiera recorte ya es ganancia porque al INIFAP le recortaron mucho presupuesto y de ocho centros ahora tiene sólo cinco, le volaron dinero a Sedagro, al Colegio de Postgraduados.
“Les recuerdo que hace ocho años una discusión interna nos impidió ejercer el dinero que conseguimos, 50 millones de pesos, y que también era para hacer proyectos de vinculación.
“Yo preferiría no pelearnos, difícilmente encontramos una sola forma para ejercer la vinculación; sé que hay diferentes maneras de ver y hacer vinculación, servicio y extensionismo.
“El otro asunto importante es que en la Cámara nos están pidiendo indicadores de evaluación. Y yo no quiero entrar al juego, porque los burócratas son burócratas y no ven diferentes formas de trabajar. Sagarpa ahora sí quiere supervisar el gasto y no quiere que sea sólo en viáticos.
“Pongámonos de acuerdo en cómo llevamos el trabajo, en qué nos vamos a gastar el dinero, cuidar el recurso. Que verdaderamente haya impacto en el campo.
“Yo tengo mi proyecto, ustedes saben, el amaranto, porque es un gran alimento. Yo generé las variedades del amaranto y no lo vi como negocio, sino como una forma de que la gente más necesitada se alimentara bien.
“Creemos una Dirección de Vinculación y Extensión. Y estaríamos a la par con otras dependencias. El doctor Zamudio ha platicado que necesita un edificio de investigación, adentro de la UACh, porque el que hicieron tiene fallas. Pero, pensemos, hacer un edificio para investigación y ahí mismo que albergue la Dirección de Vinculación; ¿por qué no?
“La gente pobre también quiere hacer negocios y sí está bien, pero primero tiene que comer bien.
“Ojalá encontremos una salida, no imponer una sola forma, sino mostrar que hay diferentes formas, dennos su opinión”, exhortó el doctor Sergio Barrales.
A favor y en contra
De los académicos que tomaron la palabra destacamos algunas opiniones. De todo hubo en “la huerta de la UACh”:
El doctor Bernardino Mata habló de su trabajo con las escuelas campesinas.
“Hay compromiso, tenemos mucho tiempo con este trabajo y antes lo hacíamos sin dinero, no hacemos gastos innecesarios, tenemos 45 años haciendo la vinculación universidad-sociedad”.
Y citó a Paulo Freire: “La educación es un acto político”. Mencionó que sus referencias teórico-políticas son de los 60. Freire el principal ideólogo: “El educador necesita ser educado”.
“Los movimientos sociales en los que se fundamentan las escuelas campesinas son: la Revolución Cubana, la Teología de la Liberación, la investigación-acción-participativa, los movimientos estudiantiles y los movimientos de liberación. Pensamos que otro mundo es posible.
“Acciones emprendidas en este tiempo: Asesoría técnica y agraria, trabajos de campo universitarios, programas interdisciplinarios de investigación y servicio, programas de desarrollo regional en Totonacapan-Huasteca.
“Las escuelas campesinas son espacios de capacitación y formación informal para los campesinos desde hace quince años.
“La educación rural alternativa que se brinda en las escuelas campesinas tiene estos conceptos educativos: democratización de la escuela, aprender dialogando, pedagogía cooperativa, educación por el trabajo, conocimientos integrales, inteligencias múltiples, construcción del conocimiento, educación participativa y educación crítica y liberadora.
“Una conceptualización de vinculación universitaria: Compromiso social de los universitarios, quienes desarrollan procesos de investigación, educación, participación, producción y organización con sectores de la sociedad en condiciones de marginación y vulnerabilidad, para generar acciones que posibiliten cambios en la realidad para lograr un mejoramiento en su calidad de vida.
Finalmente mencionó: “En el Estatuto Universitario, artículo 101, sección IV mencionan que habrán de hacerse trabajos de campo universitarios.
“Mi propuesta es que es necesario crear una nueva normatividad en la UACh”.
Dennos chance de trabajar
Tocó su turno al doctor Manuel Ángel Gómez con la exposición titulada Modalidades del servicio universitario en la UACh y una propuesta de vinculación.
Como antecedentes habló de la transformación de los planes de estudio en el departamento de Economía en la década de los 70. Y del papel que desempeñó el Departamento de Trabajos de Campo, que termina con su desaparición en los años 2000.
“En 10 estados esta vertiente también se perdió, y se formaron 200 alumnos en un año”.
“Es necesario entender qué pasa en la UACh para plantear nuevas estrategias de trabajo. Y dejar de lado la burocratización de la investigación. Tener el dinero y su comprobación es tortuoso en esta universidad. El dinero se comienza a ejercer hasta abril, luego se cierra la comprobación en octubre; si tenemos facturas por comprobar nos piden las actualicemos porque sólo duran cuatro meses. De aquí a que vamos a los lugares donde se generaron para el cambio, nos dicen ya se terminó el proyecto, tiene que dar de alta otro. No, así no se puede. Debemos tener un fondo revolvente para esos casos.
“Administraciones pasadas nos bloquearon mucho. Actualmente estamos en una coyuntura favorable, sobre todo con el rector. Estamos en igualdad de condiciones.
“Lo que hacemos y queremos seguir haciendo es contribuir en mejorar las condiciones desiguales de los más necesitados del país. ¿Cómo asumir el reto? ¿Qué tenemos?
“Sobresalen ocho modalidades de vinculación y servicio, aunque hay muchas más
¿Qué se plantea al respecto?
“Diferentes modalidades existentes en la UACh que llevan a cabo la vinculación y el servicio:
a) Aceptar que todas las modalidades deben tener un espacio y condiciones para desarrollarse y generar la mayor de la experiencias como universidad
b) Análisis de cada una de las modalidades de vinculación con la finalidad de mejorarlas a través de pares académicos
c) Evitar la simulación y evaluar el enfoque privado y negocios de particulares
d) Restructuración y organización de la actividad a través de una Dirección de Vinculación y Servicio
“Tenemos un proyecto especial de vinculación con organizaciones campesinas y/o comunidades rurales:
“El Centro de Investigaciones Interdisciplinarias para el Desarrollo Rural Integral (CIIDRI) se atreve porque se nutre con la experiencia de trabajar en los últimos siete años en las ocho modalidades de vinculación y servicio presentadas.
“El CIIDRI se apoya en trabajos de vinculación, y sobre todo en dos trabajos relativamente exitosos y que se han abordado en forma multidisciplinaria en los últimos cuatro años con una Propuesta de Desarrollo Rural integral en la Región Loxicha, Oaxaca, y en el norte de Veracruz en el incremento de productividad en naranja iniciada hace 11 años. Con varios programas: manejo agroecológico de la roya del café, agrohomeopatía, producción de hortalizas en huertos familiares y producción agroecológica de la naranja.
“El CIIDRI se basa en que conoce los problemas inherentes al proceso de transferencia de la innovación y de la tecnología; esto es clave, porque por ello fallan continuamente casi todos los programas de gobierno.
“¿Qué proponemos?
• Atender a 50 organizaciones campesinas y/o comunidades rurales.
• Capacitando a 500 estudiantes conformados en grupos interdisciplinarios interesados en participar en dicha iniciativa de vinculación
“¿Qué caracteriza a la propuesta?
1. Maestros y alumnos aprenden y contribuyen en el proceso a enfrentar las problemáticas de los pequeños productores en los procesos de vinculación.
2. Se garantizan el seguimiento y la continuidad
3. Se parte de los acuerdos de asamblea de las organizaciones campesinas y/o comunidades rurales-
4. Se priorizará la vinculación con los pequeños productores y zonas marginadas.
5. Se trabajará bajo un paradigma agroecológico.
6. Se utilizarán insumos preferentemente del entorno local, con los que cuenta la organización y/o comunidad rural.
7. Los estudiantes, además de apoyarlos en su formación profesional, concretarán su servicio social, cubrirán su estancia preprofesional, realizarán su tesis profesional, se llevarán a cabo viajes de estudio y prácticas de campo.
8. Se cuenta con un manual de capacitación de 30 prácticas agroecológicas.
9. Se mantiene relación con cerca de 40 organizaciones campesinas y/o comunidades rurales.
10. Se recurrirá a solicitar apoyo a todos los especialistas que tiene la universidad; además se cuenta con maestros y personal entrenado con experiencia en temas que somos referencia obligada.
11. Se tienen acuerdos de colaboración entre el CIIDRI y las siguientes instancias:
• Tianguis Orgánico Chapingo.
• Centro de capacitación Tierra Prieta.
• Departamento de Agroecología.
• Universidad Intercultural, plantel Tepetlixpa, Edo. de México.
• Grupo los Gómez.
• ADR´s y Despachos.
• Entre otras.

“Dennos chance de trabajar con este planteamiento ─solicitó Gómez Cruz─ (500 alumnos y 50 organizaciones campesinas) un año. Lo evaluamos, y si no sirve lo dejamos. Pero sí sirve, trabajamos con otras 50 organizaciones y otros 500 alumnos.
“¿Cómo es posible que no podamos construir un trabajo común de vinculación? Está la necesidad de una Dirección de Vinculación. Porque ordenar no es satanizar a nadie”.
Voces disidentes
El doctor Fabián García, director de Centros Regionales, comentó que “la UPOM ya está trabajando en la forma de medir los impactos de los programas de vinculación. Informó también que el cambio climático y la soberanía alimentaria son los temas nodales”.
Y reviró a los asistentes: “Tenemos que cuestionarnos seriamente si nuestros proyectos de vinculación y servicio, responden a la realidad que hay en el país.
“¿Las propuestas de trabajo están encaminadas hacia la sustentabilidad? Yo sí veo que la UACh debe cambiar, debe cuestionarse fuertemente qué es vigente y qué ya no lo es. ¿Los problemas complejos se resuelven separando sus diferentes instancias? ¿La creación de la Dirección de Vinculación resolverá todas estas cuestiones? Quizás esto dé para todo un debate, un congreso universitario”.
El doctor Aurelio Pedroza, profesor investigador de Zonas Áridas: “la UACh hace ya trabajo de vinculación pero disperso. Habrá que encontrar un modelo de vinculación integrador que le dé coherencia al plan, que le dé cabida a todos los pobladores pobres y medianamente a los ricos también. Sí, porque si el empresario pide un servicio, que lo pague. Las familias pobres no, que no den lana, pero sí trabajo.
“En cuanto a la creación de una Dirección de Vinculación, no estoy de acuerdo, hagamos vinculación transversal; no se necesita toda una dirección”.
Que dicte políticas, no administre
Otra de las voces que están en contra es la de la maestra Patricia Muñoz, profesora investigadora de la Dirección General de Difusión Cultural y Servicio quien aclaró que no es acompañamiento lo que se requiere en el campo, sino que “el compromiso con el productor es mucho más profundo, porque ese es el espíritu de la UACh.
“Y quiero explicarle, señor rector, que el compromiso social es diferente a la responsabilidad social. Porque Bimbo y Coca cola trabajan con “responsabilidad social”, que no es lo mismo al compromiso social que tiene Chapingo con su pueblo.
“El problema del servicio social no es crear estructuras; tiene que ver con un problema de conciencia social.
“Hace 35 años llegué a la UACh a trabajar un modelo holístico de servicio. Eso demuestra que hay diferentes formas de vinculación.
“El problema fundamental es el de conciencia social, porque el servicio es una actividad subestimada; en Chapingo es de cuarta categoría. Igual que la difusión de la cultura, del servicio. No se ve de manera integradora, ni pensando en incidir en las otras cuatro funciones sustantivas de la universidad.
“La pregunta fundamental que se debe hacer es para qué hacemos servicio y para quiénes. Porque son dos formas de hacer vinculación.
“¿Crear otra instancia para administrar los recursos? Si ustedes insisten, que haya una Dirección de Vinculación, pero que sea para elaborar las directrices del trabajo, que coordine a toda la universidad, que supervise y que la administración de los dineros la haga otra instancia.
“Nadie ha hablado del fortalecimiento de la identidad cultural de las comunidades. De un servicio integrador, amplio, holístico. Si no piensan con esa visión, el impacto no va a ser mayor.
“Debemos hacer proyectos con sustentabilidad, holísticos, que contemplen el desarrollo ecológico, el trabajo desde abajo y desde dentro, con equidad y justicia. Con ética y compromiso social, sin simulaciones (que aquí se hace mucho).
“La UACh debe cambiar el paradigma científico-tecnológico que ha seguido por muchos años, el de la revolución verde, y propagar la agricultura tradicional-familiar, que está regresando. No podemos seguir llevando destrucción de la tierra.
“Debemos elaborar políticas que posibiliten la vinculación con el servicio y con la currícula de los estudiantes. Nosotros lo logramos en Talleres Culturales, logramos que los muchachos de Preparatoria Agrícola tuvieran que tomar algún taller, y que tuviera valor curricular. Eso hizo una gran diferencia, porque no es lo mismo un alumno que tomó algún taller a alguien que no lo hizo.
“Les explico que este trabajo no debe dejarse a la voluntad, no señores, no podemos dejarlo así, a la voluntad, debe reglamentarse.
“Los destinatarios, efectivamente, tienen que ser los campesinos que lo necesiten”.
Que no se deje al voluntarismo
El maestro Barrientos pidió un planteamiento unificador “y que no se deje al voluntarismo; coincido con Paty y con Anita. Y no necesita ser una Dirección; podría ser una comisión de vinculación universitaria, cuyo objetivo sea coordinar los trabajos de toda la universidad. Que haga énfasis además en los temas que se trabajarán: Crisis alimentaria, deuda, deterioro ambiental, etcétera.
“Hace falta que el Consejo Universitario abra espacios curriculares para la participación de los alumnos en el trabajo de campo, ya sea por vía del servicio social o del servicio y la vinculación, pero todo un semestre completo. Y el tiempo apremia porque el país se está despedazando”.
Del estudiantado se pronunció Darío Balam, del Comité Ejecutivo Estudiantil: “¿Cuántos estudiantes hay en este auditorio? Sólo dos. Ellos deberían estar en primera fila, pero es fin de semestre y están llenos de trabajo.
“Los maestros nos inculcan una educación por competencias; sólo nos capacitan con algo del campo. Es urgente reestructurar los planes de estudio, debemos estar más preocupados por los más pobres. Deben hacer una campaña de conscientización. Chapingo nos da mucho y nosotros le damos poco”.

Casi como epílogo
La discusión apenas comienza; todavía hay mucho por analizar, por discutir y por pactar. La comunidad universitaria aún no se pronuncia en ningún sentido. ¿Que haya o no Dirección de Vinculación Universitaria?

Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter